Motivación y gestión de talento

Cuando hablamos de gestión de talento hay tantas cosas que trabajar y hay tantas cosas que decir que al final tenemos que empezar por algo y las personas nos movemos por motivos, así que vamos a ver cómo nos motivamos.

 

Decálogo para motivar a las personas de tu empresa.

 

Lo primero es muy sencillo, tienes que conocer tus motivaciones, es muy importante conocerte y saber en que eres bueno.

 

En segundo lugar, identifica las motivaciones de las personas que te rodean, hay que explorar las necesidades de tus equipos, hay que explorar como son, tienes que conocer, conocerte tu y conocer a los que te rodean.

 

En tercer lugar, acepta la diversidad de razones y adáptate. Hay que atreverse con lo diferente y además la diversidad es siempre buena, ya lo verás.

 

 

En cuarto lugar, establece metas específicas y desafiantes. Las personas nos movemos por retos, nos tiene que resonar, nos tiene que apetecer, así que fomenta el desarrollo personal y piensa en cada persona, no en lo que te gustaría a ti.

 

En quinto lugar, identifica la recompensa y cúmplela. En esto hay que ser muy claro, vista larga, paso corto, tenemos que tener pequeñas recompensas en el camino.

 

En sexto lugar, identifica las diferentes fases del ciclo de motivación. No es lo mismo al principio del ciclo, que en medio o al final, hay que aprender haciendo y tienes que ver lo que necesitas tu y lo que necesita tu equipo en cada momento.

 

En séptimo lugar, un clásico, ofrece feedback y reconocimiento. Las personas necesitamos que nos den feedback y que nos den reconocimiento, pero es fundamental y sobre todo, con los equipos jóvenes, conocer los canales. La comunicación es un elemento clave, pero la comunicación en el canal adecuado.

 

En octavo lugar, tienes que ser responsable con tus actos y tienes que hacer responsables a las personas de sus actos, por eso es muy importante promover el aprendizaje individual. Cada persona tiene que ser responsable.

 

En noveno lugar, mantén una actitud proactiva y positiva, se consigue mucho más por lo positivo que por lo negativo. Es muy interesante hablar de los casos de éxito que se están dando dentro de la compañía o casos de éxito que se están viendo en otras empresas, porque de los demás también aprendemos mucho.

 

En décimo lugar, rodéate de un buen ambiente y déjate contagiar. El ambiente, los entornos colaborativos son uno de los elementos más valorados a la hora de buscar un trabajo y sobre todo, a la hora de quedarte en una compañía.

 

Motivación y gestión del talento

Decálogo para motivar en la noche de la energía

Y no lo olvides, todo va de personas, así que dedícales tiempo, porque trabajar por y para las personas es de las cosas más bonitas que podemos hacer.

Si te ha gustado este decálogo para motivar a las personas de tu empresa., coméntalo y si quieres añadir alguna motivación más, no lo dudes. Muchas gracias!

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.