Reiniciando: hay que volver guerrera

Reiniciando: hay que volver guerrera

Reiniciar adaptándose a los nuevos tiempos: nuevos productos y servicios para los nuevos mercados

Estos días estoy reiniciando… no sé vosotros, pero para mí los años empiezan en septiembre, sigo todavía con esa mentalidad de curso nuevo, nuevos retos, nuevos propósitos, nuevas ganas… Pero eso sí, el año empieza con los mismos alumnos y en el mismo ambiente, y esto que, a priori, resultaría positivo, hoy es un poco desesperante.

Anteayer me comentaba un colega que veía septiembre duro, duro… porque no hay mucho dónde rascar y, esa es la triste realidad para que vamos a engañarnos: se avecina un trimestre duro y tenemos que adaptarnos y aprovechar este comienzo de curso para desarrollar nuevas estrategias.

Si el mercado ha cambiado y los clientes ya no buscan la mejor relación calidad-precio ¿tiene sentido seguir con el mismo modelo de negocio?

No sería más inteligente desarrollar nuevos productos o servicios que se adapten a las nuevas circunstancias. Pensad que la innovación no tiene que encontrarse forzosamente en el producto o servicio en sí, sino en la forma de presentarlo, en el canal de comercialización, en su nivel de acabado, o de relación con el cliente, en su fragmentación, en su utilización, etc.

Ayer fui a la ciudad de las bicis  a arreglar la cubierta de mi bici: tu mismo la arreglas, te cobran los materiales y el tiempo que estás allí.

Todos tenemos que cambiar y eso incluye también a los clientes que tienen que comprender que no podemos darles lo mismo a mitad de precio, les podemos dar algo distinto que se adapte al precio que estén dispuestos a pagar.

Yo he vuelto muy guerrera ¿y vosotros?

 

2 Comentarios

  • belen

    Sí que es cierto que empieza en septiembre un nuevo ciclo en el que hay que replantearse muchas cosas, yo diría que esa actitud no es exactamente ser guerrera, sino realista y consecuente con lo que nos rodea. Te entiendo porque estamos igual, solo nos queda desearnos a todos y todas que no se nos apague esa lucecita que nos impulsa en nuestros proyectos. Así que … en ello estamos. ¡Feliz nuevo año!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.