Aprendizaje, la palabra que me llevo de 2023

Si hay algo que ha marcado mi 2023 es el aprendizaje y pensar que estamos siempre en posición de aprender, me llena de energía para 2024.

La palabra aprendizaje va más allá de lo nuevo que has conocido y de los proyectos que has puesto en marcha. La palabra aprendizaje cobra toda su fuerza en lo personal, en como esas cosas que has hecho, han sido un aprendizaje para ti, te han cambiado y te han convertido en una versión mejorada.

Y este 2023 el aprendizaje personal ha sido potente y me deja preparada para el siguiente nivel. Oh yeah!

Aprendizaje y agradecimiento por lo aprendido

Estamos muy habituados en estas fechas a hacer listas de propósitos de año nuevo y a la par, de revisar todo lo que no hemos hecho o nos ha salido mal en el año que termina. Estos días no lo he hecho y me he centrado en los aprendizajes que me llevo del 23 y que me ayudarán a construir sobre bases más sólidas en el 24.

Y ese aprendizaje tiene que ir unido al agradecimiento, agradecimiento por lo aprendido y sobre todo, por la oportunidad de aprender que se nos ofrece día tras día. Tengo tanto que agradecer, que me resulta complicado elegir, así que voy a lo más importante, aún sabiendo que lo pequeño es lo que marca la diferencia.

Mis aprendizajes y mis agradecimientos de 2023

Terminar el 2023 con dos premios nacionales en la red sin ánimo de lucro Youth Business Spain que apoya a personas emprendedora y que coordinamos en Aragón con Ana Ambros, ha sido un lujo:

  • Premio al Mentor del Año para la mentora Marta Leciñena, por su compromiso de forma altruista con las personas emprendedoras, empoderándolas y ayudándolas en la consolidación de sus iniciativas. Estuvo acompañada de una de las emprendedoras que ha mentorizado, Carolina Sebastian de Pop Up English.
  • Premio al Emprendedor del Año para la emprendedora Mireia Lucas por el proyecto Diseia Estudio Creativo, que apuesta por soluciones sostenibles mediante el uso de materiales naturales, libres de tóxicos y con procesos artesanales.

Y que los premios se entregaran en un evento híbrido en directo en la Fundación Once y en el metaverso, con un jurado de lujo, trayendo el premio para Aragón dos mujeres en las dos categorías, no tiene precio.

 

Ser madrina en la ceremonia de graduación de los posgrados de la Universidad San Jorge me ha permitido parar y reflexionar sobre lo verdaderamente importante y así compuse “el imperio del sí” que nos convierte en agentes activos del cambio, porque en nuestras manos está el cambio que necesitamos.

 

Participar en la V Jornada RSC “la Sostenibilidad va de personas” viendo como la RSC deja paso a la ESG (Environmental, Social and Governance) y hablando en mi caso de la necesidad de un enfoque diferente en todo lo que atañe a las personas. Debemos vivir la sostenibilidad como una palanca de desarrollo y así lo comentamos con los miembros de las jornadas (Juan Royo, Ramón Pueyo, socio de KPMG, Javier Martínez de Corporación Aragonesa, Laura Davara o Choni Fernández, directora de sostenibilidad de Port Aventura), las personas son clave en la sostenibilidad.

 

Ha sido un año intenso en la Junta de Directivas de Aragón, coordinando el programa Soy Futuro, formando a las mentoras que acompañan a las predirectivas en ProyectA y facilitando las sesiones de reflexión estratégica con las socias. Somos +300 directivas y sabemos que tenemos que seguir apoyando a las mujeres con talento y mérito y ahí estamos, dándolo todo.

 

Y por supuesto, mi cambio de posición de directora de personas de Inycom a directora de cultura y comunicación de Nunsys Group, tras la integración de Inycom en el grupo Nunsys. Trabajar la cultura en un grupo que ha tenido un crecimiento inorgánico tan grande, en tan poco tiempo, es todo un desafío, pero ahí es dónde está el aprendizaje y lo mejor, como en todo, las personas que te acompañan. Siempre digo que me apetece una etapa de tranquilidad, pero parece que la realidad es tozuda y me coloca siempre en rampa de lanzamiento, así que aquí estoy, aprendiendo de la nueva etapa.

 

Está claro que el aprendizaje tiene que ir unido al agradecimiento, agradecimiento sincero a todas las personas que me han acompañado en este 2023, porque de todas he aprendido y salgo reforzada para un 2024 potente.

 

Cuando escucho aquello de “yo soy así y no cambiaré” tengo que deciros que siento tristeza porque podemos aprender siempre y sólo necesitamos dos cosas para aprender, estar dispuestos y dedicar tiempo y esfuerzo, y estamos hablamos del aprendizaje tanto de conocimientos, como de competencias. Lo vemos todos los días en Competencias3S y es la bandera del entrenamiento de las soft-skills: “siempre puedes cambiar y aprender”.

 

Y si el aprendizaje tiene que ir unido al agradecimiento, el agradecimiento necesita celebrar. Celebramos poco y sin embargo, deberíamos celebrar cada día, así que ya sabéis cuál es mi palabra para 2024 ¿verdad?

 

Pues contadme que palabra os lleváis del 23 y cuál queréis que os acompañe en 2024. Os leo! y a por un 2024 redondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.